Es viernes (por ejemplo) y esta noche tienes invitados. Como siempre, quieres ser buen anfitrión y mejor amigo y sacar unas cervezas bien fresquitas para los colegas. Sólo tienes cerveza de marca blanca en la nevera. Total, da igual, la cerveza es cerveza, ¿no? NO. En este post encontrarás ocho cervezas para fardar con invitados sobre tu paladar y tu buen gusto

1.König Ludwig Weissbier

La König Ludwig es una cerveza bávara de trigo de 5,5% de graduación. Como sabrás, las cervezas de trigo destacan por tener un cuerpo mucho más denso que la cerveza de tipo Lager que estamos acostumbrados a beber en España. Vamos, que alimenta. La König Ludwig se diferencia de otras de su misma clase porque resulta más refrescante y más ligera. Además, siempre puedes arrancarte con la historia del rey que le da nombre, Luis II de Baviera, el Rey loco: sí, el mismo del castillo de Walt Disney. Es fácil de encontrar ya que el grupo Mahou San Miguel tiene sus derechos de distribución.

2. Alhambra 1925 Gran Reserva

La Alhambra 1925 también se pide frecuentemente en los bares como “la Alhambra pero la de la botella verde”: tiene un sabor intenso, con un regusto final a caramelo que la hace grandiosa. Si quieres tirar la casa por la ventana y demostrar a tus visitas que también sabes de combinaciones, esta cerveza marida con una buena tapa de jamón ibérico sobre tomate, aceite y pan. Si quieres complicarte, también marida a la perfección con pescados azules o un buen pisto. 

3. Damm Inedit

La primera vez que bebí esta cerveza me la pintaron como “la de Ferran Adrià”: es una creación del cocinero junto a su equipo de elBulli que destaca por su sabor final a cilantro. Se pueden distinguir multitud de sabores en ella y es fácil de beber. El diseño de su botella tiene un yo que sé que qué se yo: ese aire vintage y no-intencionadamente soviético le concede el aspecto más elegante entre las cervezas de esta lista.

4. La Socarrada

La Socarrada se define como cerveza artesanal premium. Fue declarada mejor cerveza del mundo en 2012. Es de tipo Winter Honey Ale, que para los que no tenía ni puñetera idea como yo, es así denominada por estar elaborada con miel de romero además de cebada, lúpulos y levaduras. El sabor de esta cerveza hará que se te caigan un par de lágrimas: mantiene el sabor de una buena cerveza artesanal hasta el final, cuando es brillante y notas ese delicado regusto a romero. Se fabrica en Xátiva sin filtrar ni pasteurizar.

5. Estrella Galicia 1906

La Estrella Galicia es como la Alhambra 1925: la cerveza de fardar de su marca. Además de un precioso botellín y un 6,5% de graduación, tiene un sabor marcado e intenso a las maltas que la componen. Quizá sea un poquito más complicada de beber (menos refrescante y más amarga) que otras cervezas de esta lista. Merece la pena por su color ámbar oscuro y por los premios que ha cosechado a lo largo de vida. No pierdas de vista sus tres variedades: 1906 Reserva Especial, Red Vintage y Black Coupage.

6. Paulaner Münchner Hell

Quien más quien menos ha bebido una Paulaner a lo largo de su vida. Es la cerveza más internacional entre las que se fabrican en Múnich. Y aunque en España es más conocida por su Weißbier (la de trigo), esta, de tipo Lager, es mi favorita entre las Paulaner: muy clara de textura pero intensa y refrescante en sabor. Dicen que acompañándola de unas buenas costillas a la barbacoa se te ponen los vellos de punta.

7. La Cibeles RubiaPara los que son más castizos que el barquillo y la limonada La Cibeles Rubia es un must: esta cerveza artesanal de Madrid es de tipo Pale Ale, muy ligera y refrescante. Tampoco puedes perderte la de trigo o la IPA de La Cibeles. Si estás cansado de ser anfitrión, hay distintos bares por Madrid donde te sirven toda la gama directamente de barril. Perfecta para acoger en casa a madridistas, gatos o gente de fuera, para que vean que sí, que los madrileños chuleamos…de cerveza.

8. Mahou

Dejémonos de sofisticaciones y recurramos a la Mahou: ya sea por tradición, marketing o sabor, la Mahou es una cerveza para la que tener siempre reservas en caso de holocausto zombie. Personalmente valoro mucho más la Mahou Clásica (la verde) que la Cinco Estrellas (la roja). Mahou ha lanzado recientemente una Cinco Estrellas sin gluten para celíacos que ya puede encontrarse en muchos bares. Perfecta con cualquier cosa, porque sí.

 

 

Leave a Comment